This Site








19th Congress of KKE




Pasamos a la nueva fase con mayor vigilancia, utilizando la experiencia y las posibilidades de contraataque ideológico-político y la agrupación de fuerzas populares al lado del Partido

Artículo de Dimitris Koutsoumpas, Secretario General del CC del KKE

Publicado en Rizospastis, el 23 de mayo de 2020

La situación que se ha creado a causa de la pandemia de coronavirus impuso el ajuste necesario inmediato del funcionamiento y la acción de todo el Partido y la KNE. Este ajuste tenía el objetivo que planteó nuestro lema central desde el primer momento: “¡Nos mantenemos fuertes, no nos callamos!”. Esta fue nuestra respuesta al lema “Nos quedamos en casa” de la propaganda insuficiente del gobierno. Lo conseguimos colectivamente, mientras nos esforzábamos por estar en la primera línea de la lucha para confrontar las consecuencias de la pandemia en la

Salud, en el trabajo, en general en todos los aspectos de la vida y la sobrevivencia, contribuyendo al cumplimiento de tareas básicas y cruciales, integradas en la implementación de la estrategia del Partido.

 

Logramos que todos los órganos del Partido permanecieron organizados, y allí donde fue necesario hubo sustitutos. Básicamente se logró mantener un canal de dirección hasta las organizaciones de base del Partido que promovía las orientaciones del Comité Central a los miembros del Partido y de la KNE sobre qué decir y cómo actuar en cada fase de desarrollo, reunir fuerzas en torno a las posiciones del Partido y mantener la moral y el espíritu combativo altos entre nuestras fuerzas.

Esto lo hemos logrado, hasta cierto punto. Por supuesto, ha habido graves desigualdades en el nivel de eficiencia y de compromiso, con diferencias entre las organizaciones del Partido.

 

* * *


La postura y la acción de los órganos de dirección, de las Organizaciones, de cuadros en las condiciones particulares que se crearon, fueron una prueba seria y, en gran medida, un criterio con respecto a los altibajos de la lucha de clases.


Sobre todo ahora que tuvimos que lidiar con dificultades en la acción de masas del Partido, como resultado de las restricciones, las prohibiciones impuestas por el gobierno y el Estado, que objetivamente afectan la psicología del pueblo, e incluso una causan preocupación entre fuerzas populares más amplias, expuestas, mucho más que antes, a la propaganda de la clase dominante, junto con un clima de miedo ante el peligro existente de propagación de la enfermedad.


Esta situación requería reajustes en nuestra acción y, al mismo tiempo, alto nivel de vigilancia que no dejaría espacio al adversario de clase y a sus mecanismos para posibles provocaciones.


En total, junto con las dificultades conocidas, las deficiencias y las debilidades que se expresaron, lo principal y básico que debemos tratar, evaluar correctamente y abordar es que en última instancia todavía llegamos a una parte muy pequeña de la clase obrera y del pueblo, en relación con las necesidades de los sectores, de la población y de la extensión de los grandes centros urbanos. La situación era mejor allí donde teníamos fuerzas organizadas.


Este período demostró más claramente nuestras grandes deficiencias, por ejemplo tener fuerzas partidistas organizadas en sectores cruciales en un momento crítico, en grandes centros de trabajo, en el sector de medicamentos, de productos alimenticios, en los supermercados, en el transporte rápido de productos etc.

* * *

Al transcurrir el tiempo, se está aumentando la discusión y el interés de la gente popular sobre los desarrollos. Se está creciendo no solo el miedo para la enfermedad sino además la preocupación sobre los desarrollos que afectan su vida en general. El miedo ahora es compartido entre el coronavirus y el hecho de que experimentará una nueva crisis que empeorará su vida en general.


Se están creando oportunidades para que el Partido pase a un contraataque ideológico y político, para que se refuerce el prestigio y el alcance de las fuerzas que se unen al movimiento, así como en torno al KKE. Al mismo tiempo, entre capas populares pobres y conservadoras coexisten percepciones reaccionarias, creencias metafísicas, teorías de conspiraciones etc que paralizan la actividad y la comprensión de la verdadera salida.


No subestimamos el hecho de que en estas condiciones resurgen y se refuerzan percepciones erróneas sobre el “fascismo globalizado”, “mundo bajo asedio”, que lo único que ofrecen en este momento es que ocultan el papel del capitalismo en su fase imperialista e identifican el problema solo en la forma del ejercicio de la dictadura del capital, de los monopolios, mientras alteran la estrategia revolucionaria del movimiento comunista.


Desde este punto de vista, es una tarea principal y una necesidad urgente llevar a cabo una lucha más decisiva para la promoción de la salida estrategia que propone el Partido Comunista, que no cambia, cualquiera que sea la versión de estallido del virus y de propagación de la pandemia, cualesquiera que sean los intereses en competencia. Precisamente porque el capitalismo es el virus incurable y el socialismo es la única solución actual y realista a esta barbarie.

* * *

Sin duda, los desarrollos han aumentado la demanda en nuestro trabajo de dirección, en la acción de todo el Partido y de la KNE.


Es importante entender que ya hemos entrado en una nueva fase, que estamos en una crisis económica capitalista. La pandemia ha funcionado como un catalizador, ha traído más cerca, más rápido, la crisis económica, que posiblemente será más profunda y con muchos factores imponderables. Incluso su duración puede ser más larga, aunque el gobierno de la ND busca mantener el ánimo alto, hablando de tasas de crecimiento más optimistas y más rápidas para el próximo año. Sin embargo, la Comisión Europea, así como agencias internacionales consideran que será más difícil confrontar la crisis, en un momento en que se están agudizando todos los antagonismos y las contradicciones a escala internacional y en Europa, mientras que en sus planes incluyen varias medidas económicas, políticas, militares y represivas antipopulares.


Esta nueva fase, con sus características concretas, requiere un ajuste muy concreto de la intervención y de la acción política, para organizar la lucha, de modo que fracase, en lo que depende de nosotros, el intento de la burguesía de reunir a fuerzas populares en torno al Estado, las instituciones burguesas y el gobierno.


Debemos ser más capaces de señalar las grandes y objetivas contradicciones que se destacan ya muy intensamente en el sistema capitalista, tanto respecto la gestión de la pandemia, como de la crisis económica, de señalar cómo se aumentan los antagonismos y cómo se expresa esta agudización en la región y en las relaciones greco-turcas, con una mayor intervención e implicación de la OTAN y de EE.UU, mediante la intensificación de los actos agresivos y los riesgos de implicación en confrontaciones imperialistas, incluso militares, y guerras en nuestra región más amplia.


Está bien claro que el gobierno de la ND utiliza esta situación para reforzar un “consenso social” y una “unidad nacional” falsos. En esta dirección trabajó con su propaganda durante la cuarentena, y ahora también, como lo ha demostrado su táctica de  comunicación, mediante el intento de realizar una fiesta en ocasión del 10o aniversario desde la tragedia en “Marfin” donde perdieron la vida empleados del banco, mientras que los partidos políticos que han gobernado en la última década (ND, PASOK, SYRIZA) no han hecho nada en absoluto para revelar a los autores morales y físicos de la tragedia, ni  las responsabilidades del banco y del Estado, que ni siquiera reconoce el derecho a indemnización a las familias de las víctimas.


Al mismo tiempo, no deja de esforzarse de intensifica las medidas de represión caso por caso y pretende que estas sean consideradas como medidas sociales necesarias. Por lo tanto, no se descarta la posibilidad de llevar al parlamento el proyecto de ley para la restricción de las manifestaciones, utilizando incluso como argumento el hacinamiento. Pero además existen muchos más ejemplos para demostrar la hipocresía y el carácter clasista de su política. Mientras pide a la Comisión “que no haya cuarentenas u otros requisitos desproporcionados o disuasivos” para el turismo, sirviendo solo los intereses de los grandes hoteleros, al mismo tiempo impedirá a los trabajadores en los hoteles y los demás trabajadores en el sector de turismo-restauración que se movilicen para la protección de sus derechos y de sus ingresos, debido al llamado hacinamiento durante las reuniones sociales.


En total, hay que entender que estamos en un período en que los cambios pueden ocurrir más rápido y que las conciencias pueden cambiar más rápidamente, ya sea en dirección positiva, progresista, subversiva, o en dirección más reaccionaria.

****

Nuestro principal objetivo es fortalecer, sistematizar, establecer la acción política, la presencia y la intervención del Partido en todas partes. Para destacar el papel del Partido como esclarecedor y organizador de la lucha obrera-popular.


Un compañero importante e insustituible en esto es "Rizospastis", el portal "902.gr", los anuncios, los carteles, las pancartas, los medios electrónicos y el Internet, la información diaria, dando el estigma diario, la "línea", masivamente en los centros de trabajo, de salud, de educación, en los lugares de residencia.
Al mismo tiempo, con un plan específico, tendremos que celebrar miles de reuniones en todo el país, con amigos del Partido y la KNE, dando respuestas a preguntas justificadas sobre los acontecimientos, pero también un llamado al pueblo a unir fuerzas más activamente con el Partido.


Se requiere una discusión y trabajo específico con personas que en el pasado votaron o apoyaron a SYRIZA esperando algunos cambios sustanciales, pero también con personas que quizás seguían otras fuerzas oportunistas o que nos observaban a distancia, muchos de los cuales se expresaron positivamente sobre las posiciones y la presencia del partido durante este período, mucho más que antes.


Estamos en alerta constante, porque se tomarán más y más medidas antiobreras, y la gran patronal ha encontrado una oportunidad de reducir los salarios, los derechos laborales, promoviendo relaciones laborales flexibles, mientras se fortalecen los despidos.


Damos gran importancia a los lugares de reunión de jóvenes, como escuelas,  universidades, centros deportivos, plazas, parques, eventos culturales, tan pronto como comiencen en junio. El gobierno se está preparando para presentar el reaccionario y antipedagógico proyecto de ley al Parlamento pronto. Toda la comunidad educativa ha salido ya a las calles. Maestros, alumnos, estudiantes, padres, unidos deben oponerse con un enorme NO al proyecto de ley.


No es suficiente apuntar a un ministro; hay que condenar su política en su conjunto. Porque la Sra Kerameos tarde o temprano será ex ministra, igual que muchos de sus predecesores, nadie es para toda la vida, pero todos imponen reestructuraciones reaccionarias y cada gobierno burgués durante años, tiene su propia contribución en la devaluación de la educación pública gratuita, en la categorización de las escuelas, la privatización y comercialización de la educación, así como de otros servicios y bienes sociales como por ejemplo el sector crítico de la Salud.

***

El criterio principal para una mayor efectividad de nuestra acción es si podremos integrar y orientar todas las fuerzas del Partido y la KNE en la batalla, para estar a la vanguardia de la lucha para que los trabajadores no paguen de nuevo la carga de la crisis.


La orientación y el eslogan no son suficientes para eso. Se necesita especificar los objetivos y marcos de la lucha, especificar el plan en cada lugar, tener una buena y correcta distribución de fuerzas, plan y control en los sectores principales que hemos priorizado.


Necesitamos una buena elaboración de nuestras tácticas sobre cómo enfrentar los esfuerzos del Estado y del gobierno, las formas de lucha, pero también la confrontación con otras fuerzas socialdemócratas, oportunistas y aventureras, pero también con la extrema derecha - fascista, que intervienen e intervendrán aún más en el futuro cercano. Todos ellos buscarán, como siempre lo hacen en momentos críticos, “ganar la ventaja" en el movimiento popular.


Ya después del Primero de Mayo, tenemos principalmente las primeras muestras, que en cierta medida se refieren a las viejas tácticas conocidas de desorientación, mezcla de provocación, eslóganes superficiales sin contenido sustancial, influencia sobre el instinto de una resistencia general y una disposición de protesta.


Debemos tener la flexibilidad necesaria para intervenciones exitosas, también en aquellos casos en los que otras fuerzas hayan tomado la iniciativa, intensificando el debate sobre el contenido de la lucha. Particularmente en las capas medias, en la juventud, se está allanando el terreno para formas de lucha anodinas, tanto en contenido como en forma, es decir, formas de lucha corporativas, originales solo de nombre, en el Internet como las realizadas por varios grupos en algunas plazas, pensando que de alguna manera recuperarán su prestigio perdido después de un largo período de perplejidad, sin siquiera plantear la cuestión de la necesidad de la existencia y el crecimiento de espacios públicos que satisfagan las necesidades del pueblo y los jóvenes en su tiempo libre, para su entretenimiento, deportes, descanso. Por un lado, por supuesto, había esto y, por otro lado, los mecanismos de represión del gobierno estaban listos para la intensificación de la represión estatal.


Por supuesto, todo esto no está configurado o prediseñado, como a veces parece. Es cuestión de responsabilidad del Partido y la KNE de orientar basados en nuestra experiencia y acción, dirigiendo cualquier protesta espontánea e incluso superficial hacia la organización masiva voluntaria consciente de la lucha, a través de diversas formas de comités de lucha, comités de coordinación y comités de salud y seguridad de los trabajadores, organizando movilizaciones en industrias, centros de trabajo, vecindarios.

***

Nuestro objetivo es que las iniciativas de los comunistas en todos los lugares sean basadas en las posibilidades existentes, para reunir y movilizar a muchas organizaciones con demandas que abrirán el camino, buscando agrupar y movilizar a más y más trabajadores.


Hay temas cruciales, como el ingreso para todos (prestaciones por desempleo, subsidios de emergencia para los trabajadores autónomos, despidos, desempleo, derechos laborales, etc.). Salud y bienestar para todos con el fortalecimiento del sistema de salud pública, con prioridad al Centro de Salud, las Unidades de Salud locales, enfermeras en las escuelas, medidas de salud en los centros de trabajo, reclutamiento de personal, requisa del sector privado, apertura de unidades cerradas, etc. Exención de deudas por electricidad, agua, teléfono durante los meses de la cuarentena. Ninguna subasta de primera vivienda, instalaciones empresariales de autónomos, herramientas de trabajo. Ningún embargo de cuentas bancarias, cancelación de deudas. Problemas ambientales en cada región, el problema con los vertederos que ha surgido en el oeste de Atenas, etc.


No apuntamos todo esto de forma fragmentada, sino integrado en la lucha anticapitalista - antimonopolista, en combinación directa con la reivindicación de medidas para que el gran capital pague el coste, no el pueblo. Por ejemplo, la abolición de las diversas exenciones fiscales de los grandes empresarios, con mayores impuestos y exención de las capas populares, con la negación de aceptar y pagar la deuda estatal que no fue creada por el pueblo, con la retirada de los planes de la OTAN que nos cuestan 4 mil millones de euros cada año, etc. Son demandas que conducen a rupturas individuales y más generales, allanan el camino para la retirada de la OTAN y la UE, para que el pueblo realmente llegue al poder y construya la nueva sociedad socialista-comunista.

***

El pueblo griego confía en nosotros, aprecia la consistencia, la estabilidad, el prestigio, la responsabilidad, la organización y la combatitividad del KKE. Siguiendo de cerca los desarrollos, podemos jugar un papel principal en la organización de movilizaciones, utilizando la experiencia de la cuarentena que ha destacado iniciativas, acciones en tiempo oportuno, con dirección central, pero también con el desarrollo de iniciativas locales o sectoriales desde abajo.


Porque sabemos que, aunque al principio, ampliamente dentro de las fuerzas populares, las restricciones y las circunstancias especiales crean condiciones para el apoyo del estado y del gobierno, al mismo tiempo dentro de las fuerzas de la vanguardia revolucionaria se crean condiciones para una mayor preparación, agrupación en la línea del partido, mayor vigilancia e inventiva en las formas y los modos de acción y organización de la lucha popular.


Pero todo esto no es estable, sin cambios. Cambia constantemente. Las fuerzas populares, tan pronto como pase la primera fase de perplejidad e inseguridad, comienzan a preocuparse, a protestar cada vez más y más en masa, buscando formas de expresar su insatisfacción frente a un estado y un gobierno que constantemente está tomando medidas para reducir sus ingresos y sus derechos en general.


Entonces, en esta fase, la acción de la vanguardia debe pasar a niveles más altos, no debe disminuirse, no debe convertirse en rutina. Las condiciones de amplia "legitimidad" burguesa y de “recuperación” de las libertades burguesas individuales habituales, el levantamiento de restricciones, implican el riesgo de una complacencia, de mayor preocupación por cuestiones personales, familiares y profesionales, que hasta cierto punto es necesario y comprensible, pero todo esto de ninguna manera debería conducir a la relajación de los reflejos rápidos y la suspensión o desaceleración de la acción de los trabajadores, intelectuales y científicos pioneros, mujeres y jóvenes de capas populares, cuadros y miembros del KKE y de la KNE.

Cada uno y cada una de nosotros no debe permitir que esto suceda. Debemos ser aún más fuertes y a la vanguardia en el camino del deber, para la defensa de la salud, la vida y los derechos del pueblo griego y de la juventud griega.



KNE 2011