This Site








19th Congress of KKE




Discurso del Secretario del Consejo Central de la KNE, Thodoris Chionis, en el evento de solidaridad internacional en honor de las delegaciones hermanas

 

En nombre del Consejo Central de la Juventud Comunista de Grecia (KNE) les damos la bienvenida cordialmente a los representantes de 78 partidos comunistas y obreros de 59 países. El evento de hoy está dedicado a todos ustedes que han viajado de todas partes del mundo.

El 13º Encuentro Internacional de Partidos Comunistas y Obreros es un acontecimiento político importante y adquiere importancia particular en las condiciones en que se celebra.

 

 

Las contradicciones interimperialistas se ven agudizadas por el reparto de los mercados y de las esferas de influencia. Se refuerza el predominio de los grupos monopolistas así como la competencia entre ellos. Los focos de guerras imperialistas se están intensificando, nuevos focos se están creando, y la posibilidad de guerras más generalizadas es más que probable. Creemos que las responsabilidades de los comunistas están creciendo, para que los pueblos, y sobre todo la gente joven, no derramen su sangre en el lado de uno u otro imperialista sino que luchen para derrocar la burguesía de su país, el sistema capitalista que genera guerras. La crisis capitalista mundial, que se manifiesta con acidez en los centros más fuertes del imperialismo, la UE y los EE.UU., se generaliza a gran escala y tiene como fenómenos permanentes la pobreza, el desempleo y la indigencia. Los enormes callejones sin salida del sistema capitalista, que se encuentra en su última fase, demuestran su carácter agresivo. Hacen más actual y necesario que nunca, su derrocamiento revolucionario, el poder obrero, el socialismo.

En los últimos años hemos acumulado una rica experiencia del desarrollo de las luchas obreras y populares, de la participación y contribución de la juventud, en Grecia y en otros países. Por supuesto, no subestimamos el hecho que en condiciones de crisis, junto con las condiciones para el desarrollo de la lucha de clases coexisten las condiciones de estancamiento temporal del movimiento obrero popular.

Consideremos que el propio Encuentro Internacional es un elemento importante de estos acontecimientos.  Debido a que el curso de la lucha de clases, será determinado en gran medida por el fortalecimiento del movimiento comunista mundial y la expresión que tendrá en cada país. Se determinará por el reagrupamiento del movimiento obrero popular, por el fortalecimiento de la perspectiva socialista en la lucha diaria de la clase obrera y especialmente de las generaciones más jóvenes, los nuevos trabajadores. Esto concierne también a las Juventudes Comunistas que llevan gran parte de la responsabilidad.

Por esta razón estamos muy felices de que estén aquí, que estamos con ustedes.

La Juventud Comunista de Grecia (KNE) fue creada en 1968 por decisión del Buró Político del Partido Comunista de Grecia, en condiciones de dictadura, ilegalidad profunda y grandes dificultades. Sin embargo, llenó rápidamente un gran vacío que existía desde 1943, lo de la existencia de una organización política de juventud del KKE. Esta decisión fue comprobada por el tiempo. Las organizaciones de la KNE en los centros de trabajo, los barrios populares, las escuelas, las escuelas técnicas, las facultades universitarias todos estos años han desempeñado un papel importante en el desarrollo de las luchas de la juventud, en su participación en la organización y realización de la lucha de clases, en su agrupación en una línea de luchas antimonopolista y anticapitalista, en la lucha por el socialismo.

El carácter y las aspiraciones revolucionarias de la KNE, como Juventud del KKE, la orientación y la fuerza de la KNE en la juventud trabajadora son factores que refuerzan su capacidad de contribuir a las luchas obreras y populares, a la educación militante y revolucionaria del resto de los jóvenes de las capas populares que todavía no han entrado en la producción. Lo importante es que está cumpliendo con su misión básica. Educar a los militantes jóvenes de una manera comunista, renovar las filas del KKE con mujeres y hombres trabajadores jóvenes. Durante todos estos años miles de ellos han adquirido el título de honor del miembro del KKE.

Nuestra organización tiene una actividad internacionalista rica, una estrecha relación y actividad conjunta con decenas de Juventudes Comunistas de todo el mundo, luchando en las filas de la FMJD y contribuye a su desarrollo.

La fuente de la fuerza de la KNE es la relación ideológica, política y organizativa con su Partido. La estrategia y la táctica revolucionaria, el programa, las elaboraciones teóricas y políticas del KKE, especialmente, la resolución del 18º Congreso sobre el socialismo, que permite a los jóvenes comunistas, que hemos crecido –y muchos nacieron– después del derrocamiento, luchar diariamente por el socialismo sin sentirnos incómodos a las preguntas razonables de "qué pasó, por qué se derrocó el socialismo". Tenemos que luchar con determinación y desde una posición ventajosa contra el anticomunismo, el oportunismo y la reescritura de la historia, veinte años después de la contrarrevolución. Igualmente importante es la capacidad del KKE de estudiar su historia, la historia de las luchas de clase en Grecia y a nivel internacional, tal como ocurrió con el segundo volumen de la historia del partido. Al mismo tiempo el KKE ofrece gran número de sus cuadros y miembros al trabajo con la juventud. Tanto para que formen parte de los órganos dirigentes, como para su dirección de los órganos correspondientes del partido. La orientación estable del KKE en el movimiento obrero y la actividad de la juventud de los sectores populares, la asistencia a la KNE, se lleva a cabo además mediante órganos nacionales que se organizan por el CC del KKE para apoyar y elaborar la intervención a la juventud.

En estas razones principalmente se debe el hecho que hoy la KNE se está fortaleciendo, que puede educar a sus miembros con las virtudes revolucionarias de nuestro partido. Podemos reconocer y luchar mejor contra las debilidades que tenemos y las dificultades que enfrentamos. De todos modos nos juzgamos y la KNE  ha logrado dar duras y decisivas batallas en todos los centros de trabajo, en los lugares donde los jóvenes de los sectores populares viven y se educan, en todos los frentes de la lucha por las necesidades contemporáneas de los jóvenes, que se pueden satisfacer sólo con el derrocamiento del sistema capitalista anticuado. Se está educando una nueva generación de trabajadores y trabajadoras que tiene como segunda naturaleza la lucha contra los capitalistas, el esfuerzo de organizar sus colegas en la línea de la lucha de clases, la participación en huelgas, el despido.

La ofensiva del capital a las necesidades y derechos de los jóvenes esta acompañada por la operación de un mecanismo ideológico complejo de manipulación y atrapamiento, cuyo objetivo es defender el sistema de explotación, el compromiso de la juventud con un régimen de esclavitud salarial, de desempleo, de ignorancia. Se fomenta el fatalismo, el derrotismo, las ilusiones y los dilemas falsos. El anticomunismo, los esfuerzos de difamar el socialismo y su contribución en el 20º siglo recorre todo el sistema de educación burgués y va más allá. La actividad ideológica y política independiente y la intensificación de la lucha contra la ideología y política burguesas es el contrapeso para fomentar la confianza en la clase obrera y su misión histórica, para la verdad y el progreso social que puede llevar solamente la perspectiva socialista-comunista.

En los últimos años en Grecia se han organizado más de 22 huelgas, decenas de manifestaciones y otras formas de lucha. La KNE, al lado del KKE, contribuye a que el contenido de estas luchas no tenga que ver con la negociación con el sistema de explotación, con otra forma de gestión, con su reforma. Para que no se conviertan las luchas en herramientas para rebautizar la socialdemocracia, o para alternar las formas burguesas de administración. La KNE contribuye a que se orienten y fomenten la ruptura y el derrocamiento con el poder burgués y su sistema. El capitalismo, especialmente en condiciones de crisis, no puede ni quiere hacer concesiones; se vuelve continuamente más hostil. Las luchas, los frentes de lucha, las consignas o bien concentrarán fuerzas en la lucha por el poder obrero popular o bien se incorporarán en el sistema.

La confrontación sobre la orientación de las luchas en el movimiento y sus organizaciones es un asunto importante y creemos que muchas cosas serán determinadas por esta. Especialmente contra las fuerzas de la socialdemocracia que hoy no tienen ninguna diferencia ni con la ND liberal ni con el oportunismo, que embellecen el sistema, debilitan los criterios clasistas, fomentan ilusiones parlamentarias. Que con otra gestión gubernamental, sin el derrocamiento del poder de los monopolios, sin la abolición de la explotación de clase y la opresión, pueden existir soluciones favorables al pueblo. Que la UE, esta alianza depredadora del capital contra los pueblos, puede cambiar, que puede ser refundada. Que el lobo puede convertirse en cordero. Hablan elogiosamente para los jóvenes, adulan a algunos de sus sectores, presentándolos como "nuevos sujetos revolucionarios", presentan como "nuevos movimientos" y "nuevas formas de lucha" todos los planes burgueses y aspiraciones de integración, control y provocación.

La juventud revolucionaria no necesita adularse a si misma, a los jóvenes de la clase obrera y de los sectores populares. Sin duda han sido informados sobre la lucha heroica de los trabajadores de la acería que llevan un mes y medio en huelga. Sus hijos, los jóvenes obreros no tienen nada en común no sólo con el industrial, su clase y sus partidos, ni con sus hijos que son educados para convertirse en los nuevos jefes, para renovar las filas de los partidos burgueses. Para el adversario de clase, incluso cuando está en la edad joven, solamente sentimos odio clasista e ira.

El futuro pertenece a los jóvenes; esto es evidente y no es necesario demostrarlo. La pregunta es ¿cuál juventud tomará en sus manos el futuro, la juventud de la clase explotada o la de la clase explotadora? Los jóvenes trabajadores y trabajadoras, los jóvenes de los sectores populares no pueden esperar nada del sistema capitalista viejo e históricamente anticuado, que está en su última fase imperialista. Su futuro por una vida mejor, por la satisfacción de sus necesidades está directamente relacionado con la participación y contribución al desarrollo de la lucha de clases, el derrocamiento de la barbaridad capitalista, la construcción del nuevo sistema, el sistema socialista.

Les deseamos mucho éxito en su encuentro.

 



KNE 2011