This Site








19th Congress of KKE




42 años después de la revuelta de la Escuela Politécnica: Una gran marcha tuvo lugar hacia la embajada de EE.UU. con un claro mensaje para la retirada de los planes imperialistas

El 17 de noviembre de 2015 en todo el país se rindió honor a la revuelta de los estudiantes y los trabajadores de Atenas contra la dictadura militar, en 1973, que se conoce históricamente como la revuelta de la Escuela Politécnica.

En Atenas, miles de gente, en su gran mayoría en los contingentes del KKE y de la KNE, participaron en la gran marcha hacia la embajada de EE.UU. y enviaron al gobierno de coalición SYRIZA-ANEL un claro mensaje para la retirada de Grecia de los planes imperialistas.

 

En la concentración tuvo parte el Secretario General del CC del KKE, Dimitris Koutsoumpas, quien dijo a los representantes de los medios de comunicación que: “Este es el comienzo de nuevas luchas contra el fascismo, los monopolios y su sistema. Por la soberanía popular. Fuera los EE.UU., la UE y la OTAN. Estos son los mensajes actuales y vigentes de los luchadores heroicos de la Escuela Politécnica”.

En su comunicado respecto los 42 años de la revuelta de la Escuela Politécnica, la Oficina de Prensa del CC del KKE destacó entre otras cosas que “el pueblo debe estar en estado de vigilancia y preparado porque el gobierno está involucrando al país y al pueblo en los planes imperialistas peligrosos a expensas de los pueblos del Mediterráneo Este y del Oriente Medio y participa activamente en los planes de la OTAN, de EE.UU. y de la UE proporcionando regiones del país para la creación de bases de la OTAN y para infraestructura militar agresiva”.

Destacó además que: “Las lecciones de esta revuelta siguen siendo vigentes hoy en día dado que permanece intacto el poder del capital y la incorporación del país en las organizaciones imperialistas, la OTAN, es decir que todavía existen los factores que llevaron a la imposición de la dictadura (…) La transición de la dictadura militar a la democracia parlamentaria, el julio de 1974, no proporcionó una solución esencial y definitiva a los problemas populares de pobreza, de desempleo, de debilitamiento continuo de los derechos y libertades del pueblo. (…) Se ha demostrado que las concesiones logradas por los trabajadores en el sistema capitalista, son temporales. Que los gobiernos que son elegidos para gestionar este sistema podrido y sus leyes, seguirán aplicando inevitablemente las mismas políticas antipopulares. Esto ha sido demostrado también por el gobierno de “izquierdas” de SYRIZA-ANEL que continúa la política de los gobiernos anteriores, de la ND y del PASOK. Las crisis, el desempleo, la austeridad, la pobreza, las guerras existirán mientras el poder sigue en manos de los capitalistas, mientras Grecia sigue encadenada en las organizaciones imperialistas de la OTAN y de la UE (…) La experiencia de los últimos 42 años desde la revuelta de la Escuela Politécnica y la caída de la dictadura militar un año después, demuestra que la cuestión verdadera para la clase obrera y las demás capas populares, en cada fase histórica y punto de inflexión, es la concentración de fuerzas en la lucha contra los monopolios, las uniones imperialistas, el capitalismo, teniendo como objetivo el poder obrero y popular, el socialismo. Así pues sólo de este modo el poder obrero-popular que se desarrolla en el terreno de problemas agudizados, será más eficaz, podrá confrontar los problemas antipopulares, lograr conquistas; es decir cuando pone en el punto de mira el propio poder y la propiedad capitalista, sin quedarse atrapado en la lógica de apoyo a los gobiernos burgueses de cualquier matiz”.

 

hbOeWrDb9fk

 



KNE 2011